Concentración y productividad: la Técnica del Pomodoro

Seguro que más de una vez has tenido la sensación de que te cuesta concentrarte o de que no eres lo suficientemente productivo.

Concentración y productividad son dos conceptos íntimamente relacionados. La concentración tiene que ver con ser capaz de focalizar la atención de una forma continuada en una determinada tarea.

Si tienes que lidiar con tareas como redactar un post, buscar información en Internet o preparar un plan para un cliente, existe una técnica muy eficaz que te ayudará a no dispersarte: la técnica del Pomodoro.

[quote style=”1″]Si te suscribes al blog ahora, recibirás en tu email una plantilla de calendario organizada por Bloques Temáticos Flexibles que te ayudará en la tarea de planificación de tu agenda.[/quote]

¿Qué es la “Técnica del Pomodoro”?

La técnica del Pomodoro consiste en algo tan sencillo como utilizar un cronómetro para definir unos bloques de tiempo de trabajo y descanso. Francesco Cirillo, su creador, la llamó pomodoro (‘tomate’ en italiano) en los años ochenta porque él la puso en práctica utilizando el cronómetro de cocina de su madre, que tenía la forma de un tomate.

Esta técnica está directamente relacionada con la teoría de la curva de concentración:

  • Permanecer un cierto tiempo atendiendo a una única tarea (idealmente 30-40 min.) para llegar al nivel más óptimo de concentración
  • Realizar pequeños descansos periódicos (5-10 min.) para que el cansancio no acabe dinamitando la concentración y poder mantener un nivel elevado de forma más prolongada
[caption id="attachment_2507" align="aligncenter" width="415"] Curva de concentración. Fuente: ElArtedelaMemoria.org[/caption]

¿Cómo aplicar la Técnica del Pomodoro?

El objetivo es que cumplas durante la jornada laboral -o el tiempo que hayas estipulado para utilizar la técnica- un determinado número de “pomodoros” (períodos de tiempo de trabajo).

Decide tú mismo la extensión de los pomodoros conforme al conocimiento que tengas sobre tu capacidad y ritmo de concentración. Lo normal es que oscilen entre 25 y 45 minutos. Entre cada pomodoro debes tomar un descanso de 5 minutos, en el cual tendrás que desconectar completamente de la tarea que estés realizando, y si estás trabajando con el ordenador, a ser posible deja todo lo relacionado con éste. Después de cuatro pomodoros, toma un descanso más extenso, de unos 15-25 minutos.

Éste es el proceso que debes seguir:

  1. Decide qué tarea vas a realizar
  2. Pon el pomodoro con el tiempo elegido (lo normal es que sea siempre el mismo, el que ya has comprobado que funciona mejor para ti)
  3. Trabaja en la tarea hasta que suene la señal de final del período
  4. Toma el tiempo de descanso breve (5 minutos está bien)
  5. Después de cuatro pomodoros, toma un tiempo de descanso más extenso

El descanso puede ser proporcional a la duración de los pomodoros. Por ejemplo, si has hecho pomodoros de 25 minutos, un descanso extenso de 15 minutos puede estar bien; si por el contrario han sido de 45 minutos, podrías tener uno más largo, de hasta 25 minutos.

Importante: Nuestra mente es algo retorcida, por lo que si te empeñas en concentrarte en una tarea puede ser que obtengas el resultado contrario: más dificultad para conseguirlo. Es por esto por lo que la meta al poner en práctica esta técnica debe de ser el no dejar la tarea mientras estés en medio de un pomodoro (una meta puramente “de acción”, algo que puedes cumplir). La concentración aumentará casi sin darte cuenta, pero ¡no la busques!

¿Para qué te servirá esta técnica?

  1. Cuando necesites un nivel adicional de concentración. Ejemplo: estás preparando la redacción final del Social Media Plan que vas a entregar a tu cliente y no puedes despistarte
  2. Para tareas o bloques de tareas extensos. Necesitas dedicar toda la mañana a buscar información sobre temáticas relacionadas con la nueva línea de negocio de tu cliente
  3. Cuando debes realizar tareas que no te gustan y para las que buscas cualquier excusa para despistarte un momento (¿quizá reorganizar esos archivos pendientes o preparar las cuentas para llevarlas a contabilidad?)
  4. Para evitar que te dejes seducir tan fácilmente por las interrupciones cotidianas (teléfono, email, el compañero que te requiere para la tontería de siempre que podría esperar…)
  5. Como elemento de motivación entre los compañeros de trabajo u oficina si decidís seguir todos el mismo ritmo de pomodoros, sin interrumpiros mientras duran y disfrutando luego todos juntos de los descansos
  6. Es muy útil para esos días en los que no consigues concentrarte, en los que te falta la motivación o cuando tu mente no consigue desconectar de una serie de pensamientos intrusivos -o incluso recurrentes-, preocupaciones varias o cansancio mental

¿Hay alguna aplicación online?

¡Por supuesto! Si no quieres quitarle el cronómetro de cocina a tu madre, sólo tienes que hacer una sencilla búsqueda en Google y te encontrarás con varias aplicaciones gratuitas, tanto para PC como para Mac, así como aplicaciones para el móvil o para la tablet, e incluso extensiones de Google Chrome.

Personalmente, te recomiendo una que me gusta por su sencillez: Focus Booster.

Esta aplicación es un pequeño reloj en el que puedes elegir, de forma sencilla e intuitiva, el tiempo de duración de los pomodoros, los descansos, así como si quieres que el reloj te acompañe de forma silenciosa o con sonido, o incluso cómo quieres que sea el aviso del final del pomodoro: sólo visual o también auditivo. Al mismo tiempo, te guarda un informe de los pomodoros que llevas realizados.

En realidad, estas opciones las tiene casi cualquier programa o aplicación que elijas; incluso con otras aplicaciones puedes encontrar más opciones. Todo dependerá de tu gusto.

¿Estás utilizando o has utilizado alguna vez la técnica del Pomodoro? ¿Cómo te ha ido? ¿Qué programa o aplicación has utilizado? ¿Nos lo cuentas?

Jonathan Secanella

Coach y formador en las áreas de habilidades directivas, productividad personal y gestión del tiempo, y especialista en Inteligencia Emocional en Emos.


5 comentarios

Leave a Reply to Anónimo Cancel Reply