Facebook para freelancers (I): cómo sacarle partido

Suscripciones_facebook_socialmediaycontenidos.com_socialmediablog.es_.png

¿Trabajas por cuenta propia y quieres ganar visibilidad con las redes sociales? ¿Todavía crees que Facebook no te va a servir más que para contactar con tus amigos, que en Twitter sólo puedes compartir noticias de tu empresa y que Linkedin es “para que vengan oportunidades profesionales”?

No te equivoques. Con el enfoque adecuado las redes sociales te pueden servir para mucho más.

Siempre hablamos de redes sociales para empresas, pero cada vez nos movemos más en un panorama en el que muchas empresas somos una única persona que se lo gestiona todo y, cuanta mayor visibilidad gane, mejor será para su negocio, especialmente en profesiones relacionadas con Social Media, representación comercial, edición y muchos trabajos que se pueden realizar tranquilamente desde una oficina móvil o desde casa.

A continuación verás 3 claves que te pueden servir para ganar visibilidad como profesional independiente.

# 1. Simplifica

Generalmente eres tú mismo quien se tiene que gestionar su propia presencia en redes, y como quieres ser y mostrarte como profesional, o dar visibilidad a tu marca (que no es más que un nombre comercial detrás del que te escondes), te creas lo siguiente:

  • 1 perfil en Facebook
  • 1 página en Facebook con el nombre de tu marca
  • 2 perfiles en Twitter (personal y empresa)
  • 2 perfiles en Linkedin (personal y empresa)
  • 2 en Xing
  • 1 en Viadeo
  • Te gustaría tener un blog que se actualizase semanalmente
  • …y luego buscas por otras redes de tu sector, a ver dónde más puedes atacar

Al final tienes tantísimos espacios sociales que, lo que suele suceder, es que no te dedicas a ninguno. Sabes que es fundamental estar presente y que le debes poner remedio ya, pero no lo haces. Y a veces es únicamente un problema de sobresaturación: no sabes si es mejor actualizar unas redes u otras porque no sabes cuáles te darán mejor resultado para tu negocio, ya que el día a día de buscar clientes, mantener los que tienes, hacer facturas, realizar presupuestos, gestionar cobros, atender a la familia, desplazamientos e infinidad de tareas de las que no se ven pero que están, se comen todo tu tiempo. Y encima no sabes dónde lo has perdido. Cuando llegas a casa por la noche lo último que quieres es conectarte a Facebook o Twitter “por trabajo”.

Ante este panorama, la mejor recomendación es que seas realista y tomes una decisión muy sencilla: simplifica. Seguro que más de una vez has deseado no tener tantas redes, y crees que con un perfil en Facebook y uno en Twitter te resultaría más que suficiente. Pues bien: haz eso mismo, quédate con un único perfil en cada red y dedícate a la que más te convenga.

Mi recomendación es la siguiente:

  • Convierte tu perfil personal de Facebook en un perfil personal-profesional
  • No gestiones ninguna página en Facebook
  • Quédate con tu cuenta personal de Twitter
  • Mantén actualizados tus currícul class='list-style-old list-style-check'os y tu presencia en Linkedin, Xing y Viadeo

Veamos por qué y cómo hacerlo.

# 2. Creáte un perfil en Facebook, no una página

Muchos te dirán que, si eres un profesional, te conviene más una página que un perfil, por dos razones, fundamentalmente:

  1. Las empresas deben tener una página, no un perfil (si no lo hacen así, Facebook les puede cerrar el perfil sin previo aviso)
  2. En las páginas puedes hacer seguimiento de tus publicaciones con estadísticas y tomar mejores decisiones de contenido

Sin embargo, la línea divisoria entre perfil y página, cuando eres freelance, es muy fina. Míralo con perspectiva: ¿eres un cantante famoso que, a pesar de ser un profesional independiente, tiene a un equipo que le puede gestionar la presencia en redes? ¿O estás “solo ante el peligro” y haces lo que puedes?

Como generalmente lo segundo es lo más habitual, simplifica también en Facebook:

Créate un perfil personal-profesional en Facebook

No temas, si te creas un perfil personal-profesional, Facebook no te vetará por ser “una empresa”. ¿Por qué? Porque sigues siendo una persona, aunque las temáticas de las que hables con tu grupo de amigos (contactos) sean en buena medida profesionales.

Trabajando con la privacidad en las publicaciones, podrás mantener dos grupos claramente diferenciados:

  • Grupos de amigos (que en tu caso serán contactos profesionales)
  • Grupos de verdaderos amigos o familia

La mejor manera es que te cree Listas (en la página de Inicio, columna de la izquierda, donde pone “Amigos”) y que, cuando vayas a publicar, selecciones qué publicación quieres que vea cada lista.

Olvídate de las páginas de Facebook

Es verdad, si no tienes página no podrás tener acceso a estadísticas que te podrán decir si lo estás haciendo bien o no en Facebook. Pero no te engañes, es muy probable que ni siquiera tengas tiempo de mirar qué contenidos han funcionado mejor en tus Facebook Insights (si aun así sientes curiosidad, esta pauta te ayudará a entender mejor las estadísticas de Facebook), y por tanto lo mejor es que trabajes los contenidos de una forma más espontánea que como lo harías en una página de empresa, que suele requerir una planificación y un calendario editorial como el que te podrás descargar desde aquí.

Habla con tu propia voz, sé crítico y comparte contenido interesante. Haz que tu perfil sea un espacio de debate y no creas a quienes te digan que Facebook no se puede utilizar de forma profesional.

Una de las ventajas de los perfiles con respecto a las páginas es que, aparte de los amigos (contactos), la gente “puede suscribirse a ti”, pero sólo a tus actualizaciones públicas. Esto es interesante especialmente por dos razones:

  1. Publicaciones públicas. A lo mejor no quieres tener como “amiga” a determinada persona, y sin embargo no te importa que vea lo que cuelgas en Facebook de forma “pública”
  2. Suscripciones a partir de blogs. Cuando comentes en blogs que tienen habilitada la opción de comentar con Facebook, no sólo podrás compartir directamente en Facebook tus comentarios, sino que además la gente podrá suscribirse a ti directamente desde un blog, lo cual te sirve para captar, desde sitios externos, a personas interesadas en lo que puedas ofrecer; gente que ha visto cómo piensas y que se ha suscrito a ti desde un comentario que has hecho es seguramente gente que tendrá verdadero interés en ti

 

Ejemplo tomado del blog Socialmediaycontenidos.com

Por experiencia personal basada en la observación -y no puedo aportar ningún dato porque no lo he encontrado-, creo que las actualizaciones en los perfiles llegan a más gente que las actualizaciones en páginas. Y hasta cierto punto es lógico, pues Facebook basa su modelo en la interacción, y la interacción suele tener lugar en mayor grado entre las personas más cercanas. Es más cercano un “amigo” que un “fan”, pues la interacción es bidireccional con el amigo y casi unidireccional con el fan.

# 3. Trabaja bien pocas redes

Como te decía, lo mejor es que tengas presencia en pocas cuentas y las trabajes bien. Para ello, créate una cuenta personal-profesional también en Twitter y busca contactos de calidad en Linkedin.

En este sentido, te recomiendo que te leas los siguientes post de Donna Moritz y Pedro de Vicente, respectivamente:

¿Eres freelance y te has visto alguna vez en esta situación? ¿Nos quieres contar tu caso? Déjalo en los comentarios y lo hablamos.

Benet M. Marcos

Cofundador y Editor jefe de Socialancer.com Especializado en Email Marketing, Marketing de Contenidos y Edición Online.


23 comentarios

  • Carla Machado

    30/11/2012 a las 09:31

    Fantastico!!! Mi primera lectura de viernes y una lectura super util!! No puedo dejar si que lo sepas ha sido una gran ayuda.

    Saludos

    • Benet Maria Marcos

      11/04/2013 a las 13:50

      ¡Pues te agradezco muchísimo la deferencia, Carla, en serio! 🙂 Y me alegro mucho de que te resulte de utilidad. Somos bastantes los que estamos en el mismo barco de los autónomos. 😉

  • Jaume

    30/11/2012 a las 09:34

    Por fin alguien que piensa en los freelance! La verdad es que el dilema de crear perfiles diferenciados entre lo personal y lo profesional es constante, por lo que estoy muy de acuerdo en que hay que simplificar. En mi caso intenté montar una marca y un perfil de “empresa” pero lo veía muy complicado, por lo que me quedo con mis perfiles personales en FB, TW y Linkedin y he optado por crear un blog para dar a conocer mi trabajo y mis reflexiones. Al final, es muy difícil disociar la persona del profesional (es imposible, vamos), por lo que creo que potenciar la persona es potenciar el profesional….

    • Benet Maria Marcos

      11/04/2013 a las 13:52

      También estoy yo de acuerdo contigo, Jaume. 🙂 Hay quien dice que el perfil personal y el profesional se deben tratar de forma distinta; que en Linkedin te tienes que mostrar de una manera y en Facebook y Twitter de otra. Yo no estoy de acuerdo con ese punto de vista, pues a fin de cuentas somos las mismas personas en circunstancias distintas. Pero es que en el caso de los que trabajamos por cuenta propia, como bien dices, separar lo personal de lo profesional es si cabe más complicado, y la simplificación, desde mi punto de vista, es lo que lleva a la eficiencia.
      ¡Enhorabuena también por el blog! Es un paso importante porque sí requiere dedicación y, a fin de cuentas -a lo mejor lo podemos tratar un día en algún post- el blog es incluso mejor para crear una marca personal-profesional que las redes sociales.
      ¡Muchas gracias por tu comentario! 🙂

  • facebook_beatriz.romero.spainsocial

    30/11/2012 a las 10:01

    Sí y no.
    Yo soy freelance de social media. En mi caso tengo no solo dos perfiles en facebook, también en twitter, uno solo en linkEd y en casi todas las redes que hay.
    Esto porque me dedico profesionalmente al social media, cosa que no pasa con el resto de profesiones, o al menos eso creo.
    En ese aspecto estoy totalmente de acuerdo. Un par de perfiles bien llevados y no hace falta nada más.
    Saludos!

    • Benet Maria Marcos

      11/04/2013 a las 13:52

      Este caso es, ciertamente, un poco distinto. Si tienes que llevar perfiles de forma profesional a veces te interesa tener perfil y página en Facebook para “hacer pruebas” (ya que es la única forma de aprender bien), y también en Twitter para ver cómo reacciona la gente ante una cuenta personal y una profesional sin que tus clientes deban recibir las consecuencias de posibles errores, pues en este mundo cambia todo demasiado deprisa.
      En cualquier caso, muchas gracias por aportar tu visión en el comentario. 🙂 ¡Saludos!

  • Jorge-imprenta

    30/11/2012 a las 10:11

    Muy de acuerdo. Hay que usar sólo las redes sociales que se necesitan y que da tiempo a gestionar. Si además usas programas como Hotsuite que te facilitan un poco el trabajo mejor que mejor. Pero también hay que tener claro el fin de las redes sociales, Branding y tráfico a la web, no vender.

  • Rebeca

    30/11/2012 a las 10:25

    El post que estaba esperando! Muchas gracias, tenía una gran duda al respecto, pues yo soy del perfil de freelance, con actividad en las redes. Y muchas veces he estado a punto de tirar la toalla.

    • Benet Maria Marcos

      11/04/2013 a las 13:53

      No la tires, Rebeca. 😉 No es fácil, pero a la larga produce resultados. Me alegro de que te resulte de utilidad. 🙂

  • Antton

    01/12/2012 a las 19:29

    Por fin alguien que no se empeña en que una pequeña empresa abra una página de Facebook en vez de un perfil. Empezar de cero en una fanpage en una tarea absurda para una marca no conocida y sin embargo los gurus no hacen más que insistir en ello.

    • Benet Maria Marcos

      11/04/2013 a las 13:53

      Gracias por el comentario, Antton. En realidad no digo que no haya que abrir una página en vez de un perfil, pues si eres una empresa y te muestras como tal en un perfil, Facebook sencillamente te puede eliminar ese perfil sin previo aviso, y todo el trabajo que hayas realizado hasta el momento desaparece de golpe. Si te muestras como marca, sí, es necesario que lo hagas como página y empieces desde cero. Son las normas de Facebook.
      Sin embargo, hay muchas formas de crear marca, y una de ellas es mezclando lo personal y profesional: tú eres tu propia marca, o la llevas implícita. Y probablemente el efecto confianza que puedas generar con tu perfil personal atraerá a más clientes que el mero hecho de abrirte una página que represente una marca. No sé si me explico. Se trata de jugar con lo personal para hablar de lo empresarial, pero siempre mostrando tu cara y tu nombre propio en el perfil, claro.

    • Benet Maria Marcos

      11/04/2013 a las 13:54

      ¡Muchas gracias, Fernando! 🙂 Me alegro mucho de que te haya resultado de utilidad la aclaración de esas diferencias. 🙂 ¡Saludos!

  • Pingback: Facebook para freelancers (II): 17 técnicas para animar la conversación en tu muro | Social Media Blog. Marketing online y redes sociales.

  • Pingback: Como hacer un concurso en Facebook para conseguir más fans

  • Pingback: Facebook para freelancers (III): 7 pautas para potenciar el engagement

  • Omar Tringali

    30/04/2014 a las 00:06

    Hola, Benet, Yo soy Social Media Manager y tengo que decirte que para hacer negocios, o sea por tu cuenta personal o para gestionar las marcas de tus clientes es seguramente mejor hacerlo con una página fans, lo siento contradecirte pero las ventajas son muchísimas, no se trata sólo de analizar las estadísticas o los reportes de una página fans, sino que para implementar un plan estatégico avanzado y profesional se necesita una página fans, en tu perfil personal no puedes enviar personas calificadas Target a través Facebook ADS, la plataforma de anuncios pago por clic, no puedes instalar ciertas aplicaciones avanzadas para la fidelización y la prospectación de los clientes y muchísimas otras cosas necesarias a incrementar las ventas o para ti o para tus clientes. Está bien usar las 2 cosas, perfil y fan page, pero para hacer negocio de alto nivel y con una cierta seriedad, hablando de ganar bastante dinero, seguramente la página fans es la solución correcta. 🙂

    • Benet M. Marcos

      30/04/2014 a las 15:57

      ¡Faltaría más, Omar! Al contrario, me parece muy bien que me contradigas y que podamos abrir debate en torno a este asunto, pues creo que es importante para mucha gente. 🙂

      Tienes razón en todo lo que dices: para un nivel avanzado, es mucho mejor utilizar una página; el problema es que el tratamiento que haces a ese tipo de páginas requiere bastante inversión en tiempo y probablemente también en dinero, y el perfil de freelance al que dirigía este post es aquel del que dispone de poco tiempo y probablemente también de pocos recursos, que puede que sea la mayoría de freelancers.

      Pero, en cualquier caso, muchas gracias una vez más por tu visión. 🙂

  • Lucía

    29/06/2017 a las 04:17

    Hola! Soy traductora freelance y quisiera empezar a usar mi perfil personal para contactarme con otros traductores (o sea, darle un uso más profesional). Sé que podría limitar la visualización de mis publicaciones pero, ¿qué sucede con los comentarios y los Me gusta que doy desde mi perfil? No quisiera que un colega traductor se entaerara de que le di me gusta a una página de productos para la calvicie, ni que le apareciera en su sección de noticias un comentario que le hice a algún amigo (“Qué linda borrachera nos pegamos anoche! Que se repita!”) ¿Tendría que resignarme a tener dos perfiles personales de FB? O se les ocurre alguna otra manera de resolverlo? Muchas gracias!

Dejar un comentario