19 razones por las que no te interesa estar en Facebook

Seesmic_Ping-e1342643834206.png

Mucha gente te dice que si no estás en Facebook, no existes. Incluso tus competidores trabajan por ganar cada vez mayor presencia en la plataforma. Pero pocos te aseguran que a lo mejor no te interesa estar en Facebook.

Aquí tienes 19 razones por las que seguramente no te interese -o no estés preparado para- utilizar Facebook en tu negocio, junto con algunas ideas que os pueden ayudar a ti o a tu jefe a entender cómo acercaros de forma más eficiente a la herramienta.

# 1. Quieres crear una página para “promocionarte”

Entiendes que “promocionarte” significa ‘cargar el muro de promociones, novedades u ofertas’.

Es uno de los errores más comunes: si sólo publicas enlaces de tu empresa o servicios que no aportan ningún tipo de valor a los seguidores, lo único que conseguirás es que te oculten de su muro o que simplemente dejen de seguirte. ¿Te gusta leer información que no aporta ningún tipo de valor? A tus seguidores tampoco.

# 2. Necesitas conseguir miles de fans ¡ya!

Tu jefe te dice: “Nuestro competidor «X» tiene 1.200 fans. ¿Por qué nosotros sólo tenemos 900? Quiero que lo superes sea como sea”.

La cantidad no está mal, pero piensa primero –y mucho- en la calidad de tus seguidores. En este enlace tienes unos cuantos consejos para buscar a seguidores de calidad.
De nada sirve empezar a pedir a tus amigos de forma compulsiva que se hagan fans de tu página si:

  • No les interesa lo que ofreces, por muy amigos tuyos que sean
  • Ni siquiera son amigos tuyos, sino contactos que te agregaron un día pero cuyos intereses nada tienen que ver con tu servicio o producto
  • No tienes una estrategia de contenidos definida (aquí algunas ideas al respecto)

Otra de las formas equivocadas de conseguir fans es haciendo concursos incoherentes. Por ejemplo: eres una fábrica de cerveza y regalas un iPad a todos aquellos que se hagan fans y etiqueten a 5 amigos (además de que los concursos, en Facebook, no puedes hacerlos desde tu muro sino a través de aplicaciones; si no lo cumples, estás violando las políticas de Facebook con respecto a los concursos). ¿No hemos quedado en que eres una fábrica de cerveza? ¿Qué buscan los consumidores de cerveza? ¿¿Un iPad??

Con eso consigues fácilmente a muchos fans pero es muy probable que no sean de calidad ni orientados y, en consecuencia, harán caso omiso a tus publicaciones. Cuando pase la euforia, la métrica “personas que están hablando de esto”  bajará estrepitosamente, como les sucede a muchas empresas grandes.

# 3.Ves la solución en la publicidad

No has conseguido suficientes fans. Estás dispuesto a pagar para subir los contadores (es lo que has visto toda la vida: cuando haces publicidad, consigues lo que quieres).

Pero la interacción no se compra. Poner publicidad está bien si tienes contenido de calidad con que respaldarla, como es el caso de AllFacebook, que pasó de 3.244 fans a 40.310 en 4 días. Aquí puedes ver punto por punto cómo lo consiguieron.

Pero recuerda que si no tienes una estrategia de contenidos, al dejar de poner dinero caerá de nuevo la interacción.

# 4. No conoces el medio y te interesa poco

Es habitual en las empresas que quien da las órdenes sobre cómo actuar en Facebook, qué publicar y qué no publicar, no suela tener ni siquiera una cuenta personal en la plataforma o, si la tiene, no la utiliza.

No puedes decidir qué se publica y cómo si no conoces el medio. Conviene que entres a menudo para ver qué se cuece en Facebook, cómo cambia la herramienta, aunque no le dediques una eternidad.

No es lo mismo un perfil que una página, y eso debes saberlo: el perfil es sólo para personas; la página te conviene crearla a partir de un perfil.

# 5. Te va a llevar demasiado tiempo

Si eres freelance y eres tú quien se lo lleva todo (gestión comercial, contabilidad, relación con proveedores, control de stocks, blog…) es probable que no te resulte tan sencillo dedicar mucho tiempo a tu presencia en Facebook. Aun así, para una buena gestión del tiempo a veces organizar tu agenda por Bloques Temáticos Flexibles te puede ayudar.

Pero si dispones de un equipo, no subestimes la capacidad de los empleados para trabajar en Facebook. Divide las tareas y verás cómo la presencia en Facebook es mucho más llevadera. Déjalos que participen buscando información y publicando.

# 6. Te preocupa la privacidad

Es cierto que Facebook, desde sus inicios, ha sido criticado por no controlar como debía la privacidad entre usuarios. Poco a poco van poniendo más fácil el que tú decidas qué quieres que vean tus usuarios.

Pero lo que es cierto es que cuando te registras en Facebook, éste puede hacer lo que quiera con tus contenidosLéete esta reflexión para saber un poco más. Si quieres estar en Facebook -que es donde encontrarás a tus clientes potenciales-, debes asumir ese “riesgo”.

# 7. Crees que un Timeline espectacular es tu salvación

Has ido a tu agencia habitual y te han vendido que vas a tener una página espectacular en Facebook que atrapará a tus clientes como moscas. Te han dicho que el Timeline y las pestañas de tu página son lo que te va a dar visibilidad, pero algunos no saben que:

  • Desde que Facebook puso como obligatorio el Timeline para todo el mundo, la interacción en las pestañas ha bajado muy considerablemente
  • Como mucho tus seguidores te buscarán una o dos veces directamente en tu página. Luego esperarán encontrarte en su muro, a través de tus publicaciones. Aquí tienes un vídeo que lo explica (pul class='list-style-old list-style-arrow'sa sobre la imagen para verlo)

Que no te engañen: el Timeline sirve para lo que sirve, y más bien sirve para poco si no mezclas canales y rediriges a tus usuarios hacia él a través de otras acciones de comunicación (no necesariamente desde Facebook).

Aun así, en este post encontrarás inspiración con algunos Timelines muy bien construidos.

# 8. No sabes qué compartir

Un consejo: comparte información interesante sobre tu sector, no sólo sobre tu producto. Es probable que quien te siga lo haga porque quiere saber algo relacionado con el sector en el que te encuentras: decoración si estás en el sector del mueble; características de los últimos prototipos si te dedicas al mundo del automóvil; nuevo software si vendes ordenadores…

Puedes sacar muchas ideas de revistas especializadas, páginas web con las que trabajes, inquietudes de tus clientes, competidores que tengan presencia en redes…

# 9. Se lo vas a encargar todo a un Community Manager

Echa un vistazo a la entrevista que hicimos a Loles Sancho y Dani Ortega, Community Manager externos de Oreste Social Media.

2 consejos muy importantes:

  • Tienes que implicarte si quieres saber de qué va (en este enlace tienes otra entrevista a un dueño de un negocio que te dará muchas ideas sobre cómo manejarte en redes, @Sarganman)
  • El Community Manager te acompañará en el proceso de tener presencia en red y te ayudará con las tareas. Pero si no te implicas con él o no conoces el medio, los resul class='list-style-old list-style-arrow'tados pueden dejar mucho que desear

# 10. No crees que tu inversión vaya a tener retorno

Tiempo y dinero, fundamentalmente, como cualquier inversión que te dispongas a hacer en cualquiera de las áreas de tu negocio. Existe una fórmula muy sencilla para calcular el ROI de Social Media, como encontrarás explicado con detalle en este post.

 

ROI = [BENEFICIO NETO / COSTES] x 100

Los beneficios de tu presencia en Facebook deberás medirlos teniendo en cuenta parámetros relacionados con tu negocio. Léete el post que te indico en el enlace anterior si te interesa entender cómo.

# 11. Tienes miedo de que te copien

Crees que si compartes muchas ideas, estás incitando a que tus competidores sepan lo que haces y que esas ideas las pongan en marcha antes que tú.

No tengas miedo. Una idea es solamente una idea hasta que se demuestre lo contrario. Las ideas no valen nada. Lo que vale es su ejecución. En cambio, si aprovechas Facebook para compartir ideas y opinar sobre ellas, es muy probable que tus seguidores, que seguramente piensan de forma diferente a ti, te ofrezcan soluciones creativas a problemas que para ti son una montaña.

En Facebook tus seguidores tienen barra libre en los comentarios: disponen de todo el espacio que quieran para hablar, y tú para responderles y mantener el debate.

# 12. Temes las críticas

Dejar “barra libre” para comentar significa que también te pueden criticar. No te preocupes. Generalmente los usuarios no criticamos a una marca porque sí, sino porque nos da una razón para hacerlo.

Si eres coherente entre lo que dices y lo que haces, no debes temer nada. Demuéstralo diariamente y la comunidad será quien te apoye cuando se pudiera producir un conflicto.

# 13. Serás políticamente correcto

No tienes intención de ser crítico ni de decir lo que piensas, sino dar la razón a todo el mundo o evitar comentarios comprometedores, postear opiniones vagas. Pues no estás de suerte. Si quieres que la gente te escuche, debes mojarte, responder a lo que te preguntan. Hazlo con educación, pero di lo que piensas si quieres que se acuerden de ti.

Incluso a veces publicar una noticia con la que no vayan a estar de acuerdo tus seguidores, te ayudará a generar opinión en tu entorno. Pero cuando seas “rompedor”, hazlo con sentido, por supuesto, nunca porque sí.

# 14. No vas a dedicar tiempo a comentar lo de otros

Si te gusta que comenten tus publicaciones, comenta tú también las de los usuarios o páginas que sigas. A todos nos gusta que nos dejen comentarios.

La mayoría de usuarios de Facebook leen y comentan, no publican directamente. Pero los usuarios que sí lo hacen también quieren hablar contigo sobre sus cosas, que, si los sigues, es porque probablemente te interesan.

Además, muchas veces tus amigos o páginas son una fuente de información excelente para compartir. Pero menciónalos siempre.

# 15. Lanzarás los mismos mensajes a todas tus redes

Twitter te permite enviar todos los tuits a Facebook. Y viceversa. Y herramientas como TweetDeck, Hootsuite o Seesmic te facilitan la gestión de varias redes desde un mismo panel de control.

Pero cada red tiene su lenguaje, y es absurdo dirigir todos los tuits a Facebook pensando que así ganarás más tiempo para hacer otras cosas importantes. Aparte de que sigue el debate de si las aplicaciones de terceros posicionan tan bien en Facebook como publicar directamente desde la plataforma, en Facebook nadie habla con mensajes de 140 caracteres muy sintéticos si no es de forma excepcional.

# 16. Te da pereza escribir

Si no te gusta escribir o te da pereza y lo tienes que hacer tú solo, puedes emplear cualquiera de las siguientes fórmulas.

  • Crea vídeos propios. En vez de colgarlos en tu canal de YouTube y compartirlos en Facebook, súbelos también directamente a la plataforma. Cuando subes un vídeo directamente a Facebook y lo comparten tus usuarios dentro de la plataforma, aquellas personas que no son fans de tu página, al pasar el ratón por encima del vídeo, verán una imagen en la esquina superior izquierda que les permitirá pul class='list-style-old list-style-idea'sar para hacerse fans de ella, como ves en la imagen
  • Realiza fotografías de lugares, personas o situaciones en las que te encuentres y que sea interesante compartir con tu comunidad de seguidores. Sube fotos propias y ponles una leyenda breve, que no te costará escribir y te ayudará a conseguir “Me gusta”
  • Publica textos poco extensos. Algo tendrás que acabar escribiendo; las frases célebres y las preguntas cortas suelen funcionar bastante bien en cuanto a la interacción

# 17. Los mensajes privados los responderás por email

Tenéis la “norma interna” de centralizarlo todo y no podéis dispersar información por todas las redes.

Pues tienes un problema: a los usuarios nos gusta que nos respondan por los canales que utilizamos. Cuando un usuario o un cliente te pide a través de Facebook que le resuelvas un problema o una duda, respóndele por Facebook. No lo redirijas a un correo electrónico que responderá no se sabe quién y no se sabe cuándo -como suelen hacer algunas compañías de telecomunicaciones-, comprometiendo al usuario con que te dé su correo electrónico.

Debes estar en el mismo canal que tu cliente, el que le resulte más cómodo a él. Presta atención a esos mensajes y responde con una voz personal. Y si tú no puedes resolver el problema, busca a quién puede hacerlo y dile que responda o haz tú de intermediario.

Con Facebook ahora lo tienes más fácil. Desde no hace mucho cualquier usuario puede enviarte un mensaje personal a tu página, igual que puede hacerlo a tu perfil.

# 18. Crearás eventos para invitar a todo el mundo

Sabes que es fácil crear eventos en Facebook e invitar a todos tus contactos. Y quieres aprovecharlo. En Facebook lo difícil es controlar las invitaciones de los usuarios. Por eso tienes que evitar cualquier forma de hacer spam con contenidos no adecuados. Envía invitaciones sólo a quien realmente creas que está interesado en un evento.

No a todo el mundo le interesa asistir a la presentación de tu libro, y menos si lo presentas en Lima y el que recibe la invitación vive en Barcelona.

# 19. No vas a medir los resultados de tus acciones

Si no mides, no podrás saber si tus acciones van por buen camino. Facebook pone a tu disposición una herramienta, Facebook Insights, que se actualiza casi a tiempo real y que te permitirá saber si lo que publicas tiene repercusión entre tus seguidores. Dedica un tiempo a conocerla e intenta que el “alcance” de tus acciones y su “difusión” sean cifras elevadas. Las publicaciones que mejor hayan funcionado te permitirán saber con qué tipo de contenidos les gusta interactuar a tus seguidores.

Para ello te irá bien mezclar tipos distintos de contenidos y saber que con una foto consigues mayor viralidad que con un vídeo o con un texto, como demostró Vitrue en 2010 y otros posteriormente. No cargues de fotos tus publicaciones, pero mezcla contenidos tanto en el fondo como en la forma.

 

Como ves, son muchas las razones que puedes aducir para no estar en Facebook, pero en muchas ocasiones -no siempre- son fruto del miedo y del desconocimiento. Entra en Facebook, conoce bien la herramienta. Participa también en otras redes sociales y compara, observa cuáles son los beneficios que te puede aportar cada una y cuáles se adaptan mejor a ti o a tu negocio.

¿Tienes tú más razones por las que estar o no estar en Facebook? ¿Hay alguna que te preocupe en especial? Si quieres, puedes dejar tus observaciones en los comentarios para enriquecer el debate.

Benet M. Marcos

Cofundador y Editor jefe de Socialancer.com Especializado en Email Marketing, Marketing de Contenidos y Edición Online.


4 comentarios

  • smroi_es

    19/07/2012 a las 08:35

    Respecto al punto 19, tenemos que recordar que FB Insights es sólo la forma más simple de medir los resultados, existiendo otras posibilidades que van más allá. Tal vez, el mayor reto sea medir los resultados OFF-LINE, para lo cual yo siempre recomiendo el crear elementos diferenciales de seguimiento: código de cupón, linea telefónica dedicada, QR específico, o incluso la introducción de pequeñas encuestas de satisfacción ‘in store’ donde se incluyan preguntas que revelen el grado de interacción con nuestra página en FB.

    • Benet Maria Marcos

      11/04/2013 a las 14:04

      Tienes razón en esto, Francisco, pero la medición de resultados a través de los Insights de Facebook te ayuda a saber qué contenidos interesan más a tu comunidad basándote en lo que ya has publicado, lo cual facilita enormemente la labor. Justamente hoy Donna Moritz (@sociallysorted) comenta algo parecido en este post: http://t.co/DedrLjzm

  • Felix Maocho

    19/07/2012 a las 13:28

    Hay que tener en cuenta que no soy empresa y no tengo nada que “vender”, exceptuando quizá la lectura de is post. Quizá por ello ,desde mi punto de vista has incidido en exceso un de las patas de Facebook,pla posibilidad de exhibirte en un escaparate, lo que es cierto y útil.

    Sin embargo desde mi particular punto de vista, (que está influido en que no tengo nada que vender), has olvidado al menos, dos patas más, que a mí me resultan interesantes y pienso que deberían serlo al empresario.

    La primera es la posibilidad de poder “fisgar” en la vida de alguien. Por ejemplo, por Facebook y Twitter me he enterado que os han contratado por tercera vez para los master de la Universidad de Castellón y para otra universidad más, (de lo cual me alegro).

    Igualmente como a tí, así sigo la vida de otros amigos y parientes próximos y es una forma de saber periódicamente de ellos y enterarme de cosas que les afectan. Creo que un empresario, tambien le debe interesar “fisgar” en la vida de sus cliente, saber cuales son sus gustos y aficiones y opiniones, para descubrir por ejemplo “tendencias” que le posicionen en la línea de salida antes que su competencia, o para corregir errores en tus productos (y de la competencia) y en la forma de comercializarlos.

    Otra pata, para mi fundamental y que tu no tratas, es que siguiendo a lugares concretos, como este blog, me entero de cosas en temas que me interesan como es el caso de la Social Media, o la forma de utiliizar las TIC que tiene los “early adopter”, con lo que puedo medir mejor las ventajas e inconvenientes de hacerlo y la mejor forma de abordar su uso, por ejemplo ahor estoy ahora siguiendo la forma de utilizar los códigos QR y los soportes y caso en que pueden ser efectivos estos códigos.

    Si no estuviera en Facebook y en Twitter, no me seria fácil controlar tantos diferentes medios donde se publican estos temas, estos dos lugares hacen un poco de polo de atracción de modo que siguiendo personas escogidas, especialistas en el tema, y extrovertidos de oficio, puedes en solo un par de puntos donde cribar contenidos y obtener las fuentes para tener una visión bastante actualizada de los temas que te interesan.

  • Rebeca Nini Land

    31/07/2012 a las 12:24

    Hola Benet!

    Tengo una pregunta para ti. Ahora Fb te señala en cada publicación que haces en tu página las personas que lo han visto y después abre una ventana para que sepas cual es orgánica y cual viral. Qué significan estos términos. Qué parámetros son los que usan?
    Muchas gracias de antemano 😉

    Y enhorabuena por vuestro blog!!!

  • Pingback: Cómo escribir títulos que funcionan | Social Media Blog

  • Pingback: 10 errores que no debería cometer un Community Manager | Social Media Blog

  • Pingback: 3 pasos para potenciar tu engagement en Facebook sin perder el tiempo

Dejar un comentario